FANDOM


La familia Ackerman (アッカーマン家 Akkāman-ke?), tambien conocidos como el clan Ackerman (アッカーマン一族 Akkāman Ichizoku?), es una de las muchas familias que habitan en las murallas. En sus orígenes, los Ackerman fueron un grupo de guerreros cercanos a la familia real, pero después de negarse a seguir la ideología del primer rey, sufrieron de una intensa persecución por parte de la monarquía, lo que los llevó al borde de la extinción, actualmente se tiene conocimiento de al menos dos miembros de la familia que continúan con vida.

Historia

Los Ackerman fueron una de las familias que vivieron en el Imperio Eldiano mucho antes de la construcción de las murallas,[1] siendo el resultado imprevisto de los experimentos llevados a cabo en la Gente de Ymir a través de la ciencia de los titanes,[2][3] fueron creados con el propósito de proteger a los reyes eldianos y desde entonces actuaron como la mano derecha de la monarquía, a quienes se les confió la supervivencia de sus miembros.[1]

Hace más de 100 años, luego de que el Imperio Eldiano se fragmentara tras el fin de la Gran Guerra de los Titanes, los Ackerman junto con una pequeña fracción de eldianos se trasladaron a la isla Paradis, refugiándose tras las murallas que el rey #145 de Eldia Karl Fritz creó usando los poderes del Titán Fundador.[4]

Posteriormente, Karl utilizó su poder para manipular las memorias de los habitantes de las murallas y hacerles olvidar todo lo que ocurrió desde antes de la construcción de las paredes. Sin embargo, los Ackerman fueron junto a los clanes asiáticos y las familias nobles, los únicos no afectados por el lavado cerebral de Karl, debido a una inmunidad natural de su familia.[1]

Debido a que sus memorias no fueron borradas, un conflicto inició entre los Ackerman, junto a los clanes asiáticos, y el Gobierno Real, al que en el pasado habían servido lealmente.[5] Los Ackerman se rehusaron a seguir el sueño del Primer Rey, de un mundo gobernado por los titanes, y en consecuencia, el rey decidió aniquilar a los Ackerman y los asiáticos a fin de acabar con su rebeldía, llevando a ambas razas al borde de la extinción.[1]

Para finalizar el conflicto, el líder de la familia decidió entregarse a la monarquía para asegurar la supervivencia de los Ackerman, y fue ejecutado. Las generaciones posteriores evitaron decirle a sus hijos acerca de las memorias perdidas de la humanidad, a fin de garantizar su seguridad. Los nuevos descendientes de la familia Ackerman crecieron sin ningún conocimiento de la historia de la humanidad, y de este modo, el plan de la monarquía tuvo éxito.

Sin embargo, ni siquiera esto detuvo la masacre de la familia Ackerman, y sus miembros seguían siendo perseguidos años después, por lo que muchos buscaron refugio de los agentes de la monarquía en lugares como la Ciudad Subterránea o las montañas de la Muralla María.[1]

La paz para la familia Ackerman solo llegó cuando Kenny Ackerman conoció al entonces rey de la humanidad, Uri Reiss. Este se disculpó por las acciones de sus predecesores, deteniendo la persecución de los Ackerman y aceptando a Kenny como su mano derecha.[6]

Rasgos

Poder despertado

Además de una inmunidad natural a la manipulación de memoria del Titán Fundador, los miembros de la familia Ackerman poseen otro rasgo único, el "poder despertado". Levi Ackerman describe esta habilidad como "saber exactamente lo que se debe hacer". Eren Jaeger se enteró a través de su medio hermano Zeke que la razón de esto es que los miembros de dicha familia son el resultado de los experimentos que el Imperio Eldiano llevaba a cabo en algunos sujetos de Ymir. Los Ackerman son capaces de manifestar el poder de los titanes en su forma humana sin la necesidad de heredar a alguno de los Nueve Titanes, ademas de que una vez que despiertan su poder, pueden obtener la experiencia en combate de sus antepasados por medio de los Caminos.

Este poder no despierta por si solo y para lograr usarlo, es necesario encontrar a un "anfitrión" (es decir, una persona a la cual proteger) y recibir alguna orden de dicho individuo en condiciones cercanas a la muerte. Esta reacción hará que los instintos propios de la sangre Ackerman sobre proteger a su huésped fluyan, los cuales derivan del hecho de que estos individuos fueron diseñados para resguardar a los reyes de Eldia.[3]

Un ejemplo de lo anteriormente citado fue el día en el que los padres de Mikasa fueron asesinados por traficantes de personas, Mikasa fue mantenida cautiva hasta que Eren la rescató asesinando a dos de sus secuestradores. Sin embargo, el tercero ataca a Eren y después de que este motivara a Mikasa para que luche, ella despierta su poder latente, apuñalando al secuestrador por la espalda y perforando su corazón en consecuencia, demostrando un nivel anormal de habilidad, destreza y fuerza para una niña de nueve años sin ningún entrenamiento previo. A partir de ese momento, estos rasgos quedaron permanentemente implícitos en Mikasa,[7][8] Levi también señaló que tanto el como Kenny experimentaron una sensación similar.[9]

Hay ocasiones en las que un Ackerman con el poder despertado puede experimentar dolores de cabeza repentinos, esto se debe a que "su verdadero yo" intenta resistirse al instinto Ackerman de proteger a un anfitrión.[3]

Miembros

Vivos

Mikasa Ackerman
Mikasa Ackerman (anime)

Estado desconocido

Levi Ackerman
Levi Ackerman (Anime)

Fallecidos

Kenny Ackerman
Kenny Ackerman (anime)
Sr. Ackerman
Sr. Ackerman
Abuelo Ackerman
Abuelo Ackerman (anime)
Kuchel Ackerman
Kuchel Ackermann (anime)

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.