Shingeki no Kyojin Wiki
Advertisement
Shingeki no Kyojin Wiki


Los Jaegeristas (イェーガー派 Yēgā-ha?) son un grupo militante conformado en su mayoría por seguidores de Eren Jaeger que han adoptado el objetivo de ayudarlo a él y a su medio hermano Zeke Jaeger en su lucha contra Marley y posteriormente, en la fundación de lo que ellos llaman el Nuevo Imperio Eldiano (新生エルディア帝国 Shinsei Erudia Teikoku?)

Deber

Los Jaegeristas creen que Eldia está al borde de la destrucción y que solo se puede salvar la isla al dedicarse a Eren Jaeger, quien debe ser su supremo líder, siendo aquellos que se subordinan a la Monarquía simples observadores de la destrucción de su propia patria por parte de los habitantes del mundo exterior.

Estructura

Inicialmente era sabido que el grupo contaba con alrededor de cien miembros, perteneciendo muchos de ellos al Cuerpo de Exploración, sin embargo, son muchos más los soldados y civiles que han jurado dedicar su corazón a Eren Jaeger, por lo que el número de miembros real es desconocido. En el momento de la invasión de Marley, hay alrededor de quinientos soldados relacionados con el movimiento Jaegerista presentes en el Distrito Shiganshina. Se dice que, efectivamente, los Jaegeristas tienen control total dentro de los Muros.

Historia

Arco de Marley

La información inicial acerca de los Jaegeristas se da cerca del momento en que Eren informa a Floch sobre sus intenciones de usar a Zeke Jaeger para controlar el poder del Titán Fundador. Después de esto, Floch comienza a reclutar camaradas secretamente para ayudar a Eren en su plan. Más tarde, Eren empezaría a actuar por su cuenta, desafiando a los Militares que tenían la intención de alimentar a Historia con Zeke para que heredara el poder del Titán Bestia después de que este llegara a Paradis.

Arco de la Guerra de Paradis

Después de la infiltración de Eren en Marley que resultó en el Asalto en Liberio, este fue arrestado por sus acciones, las cuales llevaron también a muchos miembros del Cuerpo de Exploración a perder la vida. En eso comenzaron a esparcirse los rumores sobre el paradero de Eren en prisión, siendo arrestados entonces aquellos que divulgaron la información. Sin embargo ya se había esparcido mucho la voz y los protestantes comenzaron a reunirse para exigir que liberaran a Eren.

En algún punto mucha más gente se adhirió al movimiento, afirmando que veían a Eren Jeager como el único que podría salvar al Imperio Eldiano.

Mientras tanto, los Jaegeristas dentro del Cuerpo de Exploración estarían trabajando secretamente con Yelena, seguidora de confianza de Zeke, procurando el vino con su fluido espinal para dárselo a beber a los exploradores que lo tenían vigilado en el Bosque de los Árboles Gigantes. El vino había sido sacado de barcos de Marley y además se ordenó a los seguidores de Zeke y Eren que se lo dieran a los altos mandos militares para poder neutralizarlos en caso de ser necesario.

Eren se reúne con sus seguidores.

Eventualmente, algunos Jaegeristas plantaron una bomba en una silla de torturas perteneciente a Darius Zackly y la dejaron en su oficina para luego detonar la bomba mientras este estuviera allí, matándolo así a él y a otros miembros de la Policía Militar. Al mismo tiempo y aprovechando el alboroto, Eren utiliza los poderes del Titán Martillo de Guerra para escapar de prisión y sellar la ruta de escape y así no poder ser seguido. Mientras esto sucede, los otros miembros liberan a los aliados de Eren y escapan de prisión. Reagrupándose en otro lugar, Eren se encuentra con sus seguidores con la determinación de encontrar el paradero de su hermano Zeke.

Después del escape de Eren, los oficiales militares se reunen con Dot Pixis, quien cree que los Jaegeristas atacarán a cualquiera que sepa dónde está retenido Zeke y que entonces capturarán a la reina Historia, quien sería el reemplazo de Zeke. Pixis declara que negociarán con Eren utilizando su información sobre la localización de Zeke y, a regañadientes, decide ignorar la muerte de Zackly para evitar más muertes, considerándolo así un precio bajo a pagar. De todos modos, esto solo sería un engaño para capturar a Eren y robarle el poder del Fundador. Los Jaegeristas reciben la propuesta, pero Eren la rechaza, pues se niega a confiarle al Comandante Pixis el futuro de Paradis.

Los Jaegeristas atacan el restaurante.

Más tarde, los Jaegeristas asaltan un restaurante con el fin de obtener información del paradero de Zeke departe de Hange después de haber recibido noticias de un marleyano. Los Jaegeristas entonces capturan a los presentes, incluídos varios oficiales del Cuerpo de Exploración y a la familia Blouse, partiendo así al Distrito Shiganshina.

Mientras tanto en Shiganshina, los Jaegeristas interrumpen un ejercicio de entrenamiento de la Tropa de Reclutas del Ciclo Nº109 para tomar control de la división. Floch logra rápidamente reunir a los reclutas simpatizantes a quienes además hace golpear a Keith Shadis, rechazando su oposición y haciendo que los nuevos Jeageristas muestren lealtad. Floch una vez más solicita a Hange que revele la ubicación de Zeke.

De camino a donde se encuentra Zeke, Floch y los Jaegeristas acompañados por Hange escuchan un sonido fuerte y se preguntan que podría ser; siguiendo la fuente del sonido descubren un vagón demolido con un pequeño titán cerca. Luego Hange encuentra el cuerpo de Levi Ackerman y los Jaegeristas se asustan cuando el titán comienza a emitir vapor y emerge Zeke de su estómago, estando completamente curado. Hange aprovecha para escapar con Levi, pero varios Jaegeristas los siguen. Al mismo tiempo en Shinganshina, Eren se dirige a la celda donde se encuentra Gabi, para luego ser emboscado por Pieck, quien se había infiltrado entre los Jaegeristas.

Varios soldados armados se unen a Yelena y Eren en el techo de la celda donde Pieck supuestamente se prepara para divulgar la ubicación de los espías marleyanos. Porco Galliard, quien también se estaba infiltrando como Jaegerista, se transforma dentro del lugar y emerge del suelo para comenzar una batalla con Eren. A su vez, llegan varias aeronaves desde las cuales soldados marleyanos empiezan a lanzarse en paracaídas, tomando la ventaja en un tiroteo contra los Jaegeristas.

Los Jaegeristas atacan al Titán Carguero.

Mientras los Jaegeristas combaten contra las fuerzas de Marley, el Titán Bestia llega y comienza a destruir las aeronaves que sobrevuelan el Muro María. Eventualmente, los soldados aprisionados del Cuerpo de Exploración son liberados y se dirigen hacia los otros eldianos que habían sido tomados presos; después de un breve riña, los otros son liberados, uniéndose ambos grupos para combatir a las fuerzas de Marley.

El conflicto continúa y un escuadrón de Jaegeristas atacan al Titán Carguero. Cuando el titán parece haber sido derrotado, Floch permanece escéptico, pero es atrapado fuera de guardia y forzado a retirarse con el resto de Jaegeristas cuando los soldados de Marley abren fuego desde el armazón del Carguero. Sin contar a Floch, todos los Jaegeristas del grupo son muertos en el ataque.

En lo que respecta a las consecuencias de que Eren iniciara el Estruendo, los Jaegeristas se unen a los que fueron sus prisioneros para poder matar a los titanes que Zeke creó en la batalla. Después de que los titanes sean erradicados, Floch se une con los sobrevivientes en los cuarteles militares y ordena a los Voluntarios Anti-Marleyanos que se junten y no hagan alboroto. Cuando están todos presentes, Floch les da un ultimátum a los voluntarios. Les ofrece aceptarlos como eldianos si ellos están de acuerdo con cooperar al Imperio. Si se niegan, serán ejecutados.

En los días siguientes, los Jaegeristas se reúnen para proclamar el fin de la persecución de Eldia por parte del mundo exterior y comienzan a celebrar. Más tarde, en los cuarteles militares, un grupo de Jaegeristas se junta para presenciar la ejecusión de Onyankopon y Yelena, quienes se rehúsan a trabajar con el Imperio. Antes de que las ejecuciones puedan llevarse a cabo, el Titán Carguero ataca repentinamente, comiéndose a Jean y a los dos voluntarios. Los Jaegeristas intentan seguirlos, pero no consiguen nada.

Anticipando que Jean y sus aliados intentarán usar el Hidroavión de Kiyomi Azumabito para alcanzar a Eren, Floch moviliza un grupo de Jaegeristas armados para tomar control del puerto de Paradis. Ellos logran llegar rápidamente al usar el tren y logran tomar a Kiyomi como rehén.

Floch alerta a los Jaegeristas.

Siguiendo un intento de Armin y Connie para obtener el hidroavión, Floch decide ejecutar a los mecánicos Azumabito para asegurarse que no sean una amenaza en el futuro. De todas formas, es atrapado con la guardia baja y desarmado por Kiyomi. Antes que los camaradas de Floch puedan llegar a ayudarlo, Mikasa irrumpe en el edificio y los incapacita. Con nadie que pueda servir de ayuda, Floch huye del edificio y alerta al resto de los Jaegeristas que están bajo ataque. Los Jaegeristas arrojan las Lanza relámpago al edificio antes de ser sorprendidos por la aparición del Titán Acorazado y el Hembra.

Los Jaegeristas desesperadamente intentan matar a los dos titanes junto a la tripulación de servicio de los Azumabito, pero muchos son rápidamente asesinados por sus antiguos aliados del Cuerpo de Exploración. Mientras la situación se vuelve peor, Floch deduce que sus adversarios escaparán usando la nave de los Azumabito y confía en sus aliados para detenerlos. Los Jaegeristas pronto quedan incapacitados para cumplir sus objetivos dada la llegada del Carguero y Mandíbula y por la repentina pérdida de sus refuerzos- De todos modos, Floch aún es capaz de alcanzar la nave, pero cae al océano tras ser disparado por Gabi. Mientras la nave de los Azumabito comienza a avanzar, los Jaegeristas restantes persiguen a un solado de Marley y a uno de Paradis hacia un crucero que se autodestruiría en unos momentos.

Aún determinado a detener a sus oponentes, Floch se las arregla para llegar a la nave y perseguir a sus excompañeros hasta Odiha, donde se escabulle hasta el hangar y abre fuego hacia el hidroavión. A pesar de sus esfuerzos, Floch es fatalmente herido y, con su último aliento, ruega a sus antiguos camaradas para que no detengan a Eren.

Los Jaegeristas gritan a una sola voz.

Tras el pasar de los años, los Jaegeristas continuaron creciendo en tamaño. Para el año 857 alcanzaron el punto donde pudieron formar un nuevo ejército para proteger la Isla Paradis de cualquier amenaza futura.


Advertisement