FANDOM


Artículo
Biografía
Miscelánea

Biografía

Infancia

Nacimiento de Zeke (anime)

Zeke recién nacido

Hijo de Grisha Jaeger y Dina Fritz, Zeke nació un año después de que sus padres se conocieran. Sus progenitores formaban parte de un grupo de rebeldes conocido como los Restauradores de Eldia, quienes trataban activamente de derrocar a Marley y regresarle a Eldia su antigua gloria. Desde que nació, su padre vio en él el potencial para guiar a los rebeldes a la victoria, debido a su sangre real Fritz. En cierto momento, Zeke y sus padres se tomaron una fotografía familiar que años más tarde, sería encontrada por el Cuerpo de Exploración en el sótano de los Jaeger del Distrito Shiganshina.

Como eldiano, Zeke era considerado un ciudadano de segunda clase, obligado a vivir confinado en una zona de internamiento para eldianos. Todo cambió el día en que el gobierno marleyano anunció el programa de reclutamiento de guerreros en respuesta a la supuesta amenaza del rey Fritz en la isla Paradis. El gobierno requería de niños eldianos que obtendrían los poderes de titán que Marley tenía en su posesión, y de este modo, se infiltrarían en las murallas de Paradis para recuperar el poder del Titán Fundador. Para evitar esto, Grisha y Dina decidieron infiltrar a Zeke como un guerrero, a fin de que éste recuperara el poder del Titán Fundador para los Restauradores de Eldia. Grisha le enseñó a Zeke el orgullo de ser un eldiano, y a su vez, a ser un leal guerrero marleyano. Una vez empieza a formar parte de los guerreros, Zeke obtiene el título de "honrable ciudadano marleyano".

Zeke traiciona a su familia

Zeke traiciona a sus padres.

Sin embargo, a sus siete años, Zeke delató a sus padres ante el gobierno marleyano, pues vio en sus actividades un peligro potencial para el resto de su familia, específicamente, sus abuelos.[1] Grisha, Dina y los otros Restauradores de Eldia, fueron condenados a vagar por Paradis transformados en titanes sin inteligencia eternamente. En algún punto después de estos sucesos, Zeke obtuvo los poderes de titán y se convirtió en Jefe de Guerra y líder del resto de guerreros.[2]

Año 850

Arco del Enfrentamiento de Titanes

Zeke aparece por primera vez en el pueblo de Ragako cuando los titanes aparecen misteriosamente en la Muralla Rose, aunque el muro se mantiene intacto. El titán muestra una notable inteligencia en su encuentro con Mike Zacharius, al cual le lanza su caballo, y como consecuencia, Mike cae hacia un titán. Zeke le ordena al titán que no se lo comiera, para poder interrogarlo sobre el equipo de maniobras tridimensional. Acto seguido, Mike, estando sorprendido, ve como el Titán Bestia aplasta al titán que lo retenía. Mike, sin decir una sola palabra, escucha al Titán Bestia preguntarle sobre el Equipo de Maniobras Tridimensional y cuestionar su idioma. Mike, al ver que la mano del Titán Bestia se acercaba a él, comienza a temblar en una posición fetal, luego de eso, Zeke, ya con parte del Equipo de Maniobras Tridimensional, procede a retirarse, es en ese momento cuando Mike recuerda las palabras motivadoras que le dijo a Nanaba y decide levantarse, pero, en ese momento, el Titán Bestia les permite a los titanes devorarlo.[3]

Titán Bestia escalando el muro rose

El Titán Bestia escalando la Muralla Rose.

El Titán Bestia pasa junto al Castillo Utgard y comienza a subir la Muralla Rose.[4] Más tarde, rompe varios trozos de la Muralla Rose y los lanza como si fueran misiles a los miembros del Cuerpo de Exploración, que están atrapados en el Castillo Utgard. El primer disparo de uno de los proyectiles mata a sus caballos, mientras que el segundo mata a Lynne y Henning.[5]

El Titán Bestia es mencionado por Ymir como directamente responsable de la aparición de los titanes en la Muralla Rose, con la intención de poner a prueba la fuerza de la humanidad. Ella revela que la "Coordenada" es el objetivo principal de Reiner y Bertolt y la clave para volver a su aldea. Curiosamente, Ymir señala que la reacción de Reiner y Bertolt al ver al Titán Bestia fue como de "niños entusiasmados".[6]

Luego de que Eren es rescatado por el Cuerpo de Exploración, Hange Zoë lleva a cabo una investigación en el pueblo de Ragako con la ayuda de Connie Springer. Hange confirma ante Erwin la sospecha de que los aldeanos se habían transformado en titanes, aunque los métodos usados por el Titán Bestia siguen siendo desconocidos.[7]

Arco del Retorno a Shiganshina

Identidad Titán Bestia

Zeke emerge del cuerpo del Titán Bestia.

Dos meses después de la coronación de Historia Reiss, Zeke es visto en el Distrito Shiganshina después de haber derrotado en batalla al Titán Acorazado. Mientras Bertolt ayuda a Reiner a salir de su cuerpo de titán, Zeke emerge de su titán, diciéndole a ambos que podrán preocuparse de rescatar a Annie después. Él menciona que con su ayuda, deberán emboscar al Cuerpo de Exploración en el distrito Shiganshina con el fin de capturar a Eren y robar la Coordenada, siendo ésta su principal prioridad.[8]

La noche antes de que el Cuerpo llegara a Shiganshina, Zeke, Reiner y Bertolt discuten sus planes. Zeke les dice que no deben preocuparse por Annie, ya que ella es lo suficientemente hábil como para evitar la captura a manos de sus enemigos. Reiner y Bertolt dudan de las palabras de su líder, quien amenaza a Reiner con volver a combatirlo si continúa dudando de sus decisiones. Zeke les explica que deben recuperar la Coordenada a como de lugar para poner fin a lo que él llama "la historia maldita". En ese momento, son interrumpidos por Pieck, quién les informa que el Cuerpo de Exploración se aproxima. Los tres brindan y se preparan para su misión.[9]

El titán simio lanza a Bertholdt

Zeke lanza a Bertolt hacia Shiganshina.

Después de que el Cuerpo de Exploración llegara a Shiganshina y Eren sellara la puerta externa del distrito, Zeke, Reiner y Bertolt inician su operación. Reiner es descubierto por el Cuerpo y su ataque inicial falla, pero en ese instante Zeke se transforma junto a una gigantesca horda de titanes ante la horrorizada legión. Luego de ello, Zeke arroja una enorme roca hacia la puerta interior del distrito. Los soldados creen que falló, pero Erwin intuye su verdadero objetivo: impedir que los caballos crucen, eliminando además su ruta de escape. Zeke se aproxima a la ciudad con una amplia sonrisa en su rostro.[10]

Zeke inicia el ataque rugiendo y ordenándole a los titanes de menor tamaño ir a por los caballos de la legión, mientras los titanes más grandes forman un círculo alrededor de la entrada a Shiganshina para impedir a los soldados el escape.[11]

Mientras tanto, en el interior de Shiganshina, Reiner ha sido derrotado por Eren y los escuadrones de Levi y Hange. Reiner ruge en señal de ayuda, y al oírlo, Zeke toma uno de los barriles que llevaba Pieck, en el cual se escondía Bertolt, y procede a arrojarlo al interior del distrito.[9] Poco después, Zeke inicia con la segunda parte de su ataque, arrojando rocas a gran velocidad contra los soldados de el Cuerpo que combatían contra los titanes pequeños, despedazando a militares y titanes por igual y forzando a Levi a retirarse a la puerta de la muralla con los únicos supervivientes, los novatos de la legión. Disfrutando sádicamente de sus acciones, Zeke hace un paralelismo entre sus lanzamientos y el béisbol.[12]

Zeke continúa hostigando a los soldados con rocas, hasta que se percata de que estos cabalgan hacia su posición. Decepcionado, Zeke cree que se trata de una táctica suicida, y aunque los soldados le disparan bengalas, él las ignora y se prepara para atacar nuevamente.[13]

Zeke arroja piedra a los soldados

Zeke atacando a la Legion de Reconocimiento.

La primera oleada de rocas derriba a múltiples soldados, incluyendo al comandante Erwin, aunque esto no detiene el avance de la legión. Antes de arrojar más rocas para acabar con los demás, Zeke reflexiona sobre las acciones de la gente de las murallas, pensando que es una lástima que el Primer Rey les haya borrado la memoria, ya que tienden a cometer los mismos errores múltiples veces, aclarando que aquellos que viven en las murallas acabaran por desperdiciar sus vidas "honorablemente". En su enojo, Zeke presiona sin querer las rocas que iba a arrojar, haciéndolas añicos, aunque las arroja de todas formas, aclarando que él no es como su padre y que se divertirá despedazando a los soldados. La segunda oleada acaba con casi todos, y Zeke se regocija de su logro hasta percatarse de que hay tres supervivientes, por lo que, enfurecido, acaba con ellos.

Levi arremete a Zeke

Levi somete a Zeke.

Finalizada su masacre, Zeke nota que los titanes de su izquierda han sido eliminados, y antes de que pueda hacer algo, Levi lo ataca sorpresivamente, cortando uno de sus brazos, dejándolo ciego y rebanando sus piernas en rápidos movimientos antes de atacar su nuca. Sin poder defenderse, Zeke es derrotado y emerge de su titán, solo para que Levi corte sus manos e introduzca una de sus cuchillas en su boca, desfigurando su rostro en el proceso. Sin embargo, Levi no lo asesina, pues desea salvar a alguien usando el suero de titán y que este devore a Zeke. En su duda, Levi no se percata de Pieck, quien rescata a su líder con sus fauces. Zeke ordena al resto de sus titanes acabar con Levi, y le aclara que, aunque él haya sido derrotado, han ganado la guerra. Pieck y Zeke huyen a Shiganshina mientras Levi pelea con los titanes.[14]

El titán de cuatro patas llega hasta Eren

Zeke se encuentra con Eren.

Ya en Shiganshina, Zeke y Pieck se aproximan a Eren, descubriendo que Bertolt fue derrotado. Eren amenaza con asesinar a Bertolt si se acercan, sin embargo, Zeke no se muestra hostil, le pregunta si realmente es Eren Jaeger y le dice que no se parece a su padre. Zeke le dice a Eren que ambos han sido víctimas de su padre, y que éste "le lavó el cerebro", pero antes de que pueda continuar, Levi hace sus aparición, por lo que Zeke se ve obligado a retirarse, dando por muerto a Bertolt y aclarándole a Eren que volverá algún día a "salvarlo". Después de huir, Zeke localiza a Reiner, quien está severamente herido, y procede a rescatarlo de sus captores con ayuda de Pieck. Los tres se ponen a salvo encima de la muralla del distrito, mientras Zeke expresa su sorpresa ante la suerte que tiene Reiner de seguir con vida.[15] Al cabo de cierto tiempo, Zeke, Reiner y Pieck se retiran definitivamente del distrito Shiganshina con rumbo a Marley.[16]

Después de que los guerreros se retiraran, el Cuerpo de Exploración ingresa al sótano de los Jaeger. En él encuentran tres libros y una fotografía que muestra a Zeke en su niñez junto a sus padres. Leyendo el contenido de los libros, Eren y sus compañeros se enteran del pasado de Grisha y la traición de Zeke a éste. Eren descubre que Zeke es su medio hermano mayor.[2]

Año 851

En algún momento tras el fracaso de la Operación en la isla Paradis y durante la Guerra entre Marley y el Medio Oriente, Zeke envió a varios de los Voluntarios Anti-Marleyanos a la isla en una flota de reconocimiento de la armada marleyana con el propósito de forjar una tregua y eventualmente, acceder al poder del Titán Fundador que Eren posee para cumplir con el aparente objetivo de salvar a Eldia.[17]

Año 854

Arco de Marley

Zeke transformando eldianos en titanes

Zeke transformando eldianos en titanes.

Después de la derrota de los guerreros en Shiganshina, Zeke junto a sus subalternos regresan a Marley, en donde se da la noticia de que varios países al oriente formaron una coalición militar con el fin de declararles a guerra, aprovechando que Marley fracaso en su intento de obtener al Titán Fundador, tanto Zeke como los demás guerreros son enviados al campo de batalla. Cuatro años después del inicio del conflicto bélico, Jaeger y su unidad son enviados a una zona costera en donde se ubica una de las fortificaciones enemigas, el Fuerte Slava, su objetivo es destruirlo para así poder asegurar la victoria.[18]

Zeke y Reiner se encuentran en un dirigible preparándose para el asalto aéreo al fuerte, donde decenas de sujetos de Ymir fueron inyectados con el líquido cefalorraquídeo de Jaeger, al posicionarse sobre el fuerte, los sujetos son arrojados sobre la edificación y Zeke por medio de un grito los convierte en titanes, quienes caen sobre el fuerte causando destrozos y devorando a sus ocupantes. Luego de que Reiner y Porco Galliard acabaron con los enemigos restantes, Zeke se arroja sobre el fuerte en paracaídas y al tocar el suelo se convierte en el Titán Bestia, luego toma algunos proyectiles que había cerca y los arroja a los buques del ejército del medio oriente, hundiéndolos con éxito. Sin embargo, estos consiguieron dispararle antes de ser destruidos y al verse atrapado por el ataque enemigo, Reiner como el Titán Acorazado se para delante de Zeke para protegerlo de los proyectiles, quedando herido en ese momento.[19]

La guerra concluye y tras unos días, los oficiales marleyanos se reúnen en un edificio destruido por el conflicto. En la reunión, el entonces comandante Theo Magath dejó en claro que su total dependencia del poder de los titanes los había dejado en un evidente atraso tecnológico, mientras que otras naciones del mundo han conseguido avances significativos en este campo, en especial a la hora de combatir titanes. Zeke propuso reanudar la operación de captura del Titán Fundador para que Marley obtuviese un control total sobre los titanes, mientras que se desarrollaban nuevas armas que les permitieran mantener su hegemonía sobre el mundo.

Zeke expone su plan

Zeke explica su plan a sus superiones.

Tras la reunión, Zeke y el próximo heredero del Titán Bestia Colt Grice se reúnen para platicar, Zeke se disculpa con Colt por usarlo como un pretexto para sus planes, pero Colt alaga a Zeke por haber expuesto su punto de vista a un general marleyano. Colt le da la razón a Zeke, diciéndole que él nunca será capaz de reemplazarlo ni de explotar el máximo potencial del Titán Bestia. Colt denota que la capacidad de transformar en titanes a eldianos con su grito luego de haberles inyectado su fluido espinal es una habilidad que nunca estuvo presente en otro Titán Bestia, y se pregunta cómo le es posible a pesar de no poseer sangre real. Zeke le dice que cuando herede su poder, tal vez descubra su secreto.

Magath los interrumpe al preguntarle a Zeke como veía la situación actual en la isla Paradis, teniendo en cuanta que los treinta y dos buques de guerra enviados a explorar el terreno con el fin de planificar una próxima invasión jamás regresaron. Zeke cree que las fuerzas de Paradis poseen el poder de cuatro titanes: el Titán Fundador, el Titán de Ataque, el Titán Colosal y la Titán Hembra. Zeke considera que los poderes de los titanes Fundador y Atacante se encuentren ambos en posesión de Eren Jaeger, y dado que ningún bebé eldiano en Marley ha nacido con alguno de los otros dos poderes, es posible que estén siendo usados por la gente de Paradis. Esa misma noche, Zeke junto a los demás guerreros y las tropas del ejército parten del medio oriente hacia Marley en tren.[20]

Zeke y los guerreros se reúnen

Zeke reune a los guerreros.

Al llegar a Liberio, los soldados eldianos bajan del tren y se dirigen a la zona de internamiento para reunirse con sus familiares, allí Zeke es recibido por sus abuelos.[21] Unos días después, Zeke convoca a los guerreros para una reunión sobre el futuro de los eldianos, allí explica que a pesar de haber servido al gobierno marleyano con lealtad, cada vez son más quienes claman por el exterminio de todos los eldianos. Por si fuera poco, los recientes conflictos bélicos han demostrado que las armas convencionales pronto superaran al poder de los titanes, por lo que los eldianos pronto perderán su valor militar. Además si Marley se debilita, los eldianos podrían quedar vulnerables ante represalias internacionales, Zeke plantea que, la única solución posible es que Marley tome control del poder del Titán Fundador y los recursos de Paradis; de ese modo, Marley no solo mantendrá su posición, sino que se deshará de la amenaza que Paradis representa.

Pieck considera que, aún si recuperaran el poder del Titán Fundador, la opinión pública respecto a los eldianos es tan negativa que es poco probable que algo cambie. Zeke está de acuerdo y por ello tiene la solución, pedir ayuda a la noble familia Tybur para convencer al mundo de que los habitantes de Paradis son un peligro para la humanidad. Zeke le informa a los guerreros que un festival tomará lugar en Liberio dentro de poco, en donde la familia Tybur declarará a la prensa internacional que Paradis estará en control de Marley dentro de un año.[22]

Zeke llega a la zona de internamiento

Zeke llega a la zona de internamiento.

Un mes después de la derrota de las Fuerzas Aliadas del Medio Oriente, varios comandantes del ejército se encuentran en un salón planificando la próxima invasión de la isla Paradis, en la que Zeke participa. Tras finalizar la reunión, Jaeger invita a Colt a jugar a atrapar la pelota mientras los demás guerreros se marchan de la academia.[23] La noche del festival llega y poco antes del anuncio de Willy Tybur en el teatro al aire libre construido específicamente para el evento, los guerreros toman asiento, un soldado marleyano llega al lugar para decirle a Zeke y a los otros que Magath los ha llamado. En otro lugar, el soldado le ordena a Zeke ingresar al edificio por la puerta del frente mientras este lleva a Porco y a Pieck por la puerta trasera, en donde son atrapados en una vieja prisión construida para retener a los guerreros.[24]

Levi hiere a Zeke

Levi hiere a Zeke.

El anuncio de Tybur es bruscamente interrumpido por Eren Jaeger, quien transformado en titán asesina al noble, a la mayoría de los oficiales marleyanos y a varios civiles. La hermana de Willy se dispone a enfrentar al enemigo transformándose en el Titán Martillo de Guerra, quien posteriormente seria apoyada por los titanes Carguero y Mandíbula al enfrentar a los compañeros de Eren.[25] Tras pasar varios minutos deambulando por Liberio, Zeke llega al campo de batalla convertido en el Titán Bestia y le ordena a sus subalternos matar a los enemigos, luego ataca a los invasores del Cuerpo de Exploración al arrojarles piedras, pero este no parece acertar. Zeke observa a su medio hermano Eren y declara que él no es su enemigo, sabiendo que su némesis Levi se encuentra en el lugar, le exige que abandone su escondite y lo enfrente. Posteriormente Ackerman aparece y le corta parte de la espalda al Titán Bestia, quien cae al suelo; después Levi suelta un pequeño explosivo sobre Zeke y al marcharse de ahí, explota inmediatamente.[26]

Eren, Yelena y Zeke

Zeke en el dirigible.

Pese a la explosión, Zeke no muere dado a que éste ya había planeado con anterioridad escapar junto al Cuerpo de Exploración a la isla Paradis como parte de una tregua que hizo con ellos, de alguna forma consigue llegar al dirigible que estos usarán como transporte. Allí es puesto bajo la custodia de Levi junto a Eren (quien fue arrestado por insubordinación), luego discute los resultados de la operación con Hange al mencionar que todo salió bien, excepto por algunos errores de cálculo. Tras una pequeña discusión con Levi y una reprimenda hacia Eren por parte de Hange, Zeke declara que usando el poder del Titán Fundador combinado con el de un titán de sangre real, Eldia podrá alcanzar la libertad.[27]

Al volver a Paradis, Levi se hace cargo de la vigilancia de Zeke, mientras la gente de las murallas celebra con euforia la noticia de la victoria de Paradis frente a Marley, desde un carruaje Zeke observa la escena al declarar que la ignorancia es una cosa aterradora; Levi quien se encuentra vigilándolo, le dice que tras matarlo, enviará su cadáver a Marley y revelará todo acerca de su plan mientras le menciona que probablemente le deletreará el final a sus abuelos. Luego le dice que si su plan es genuino, no tendrá problema alguno si espera un poco más de tiempo, Zeke le da las gracias por sus palabras de amabilidad y le dice que primero necesita ver a Eren, luego le pide que deje de verlo con esa expresión de ira.[28]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.